crossorigin="anonymous">
 
  • hacosta1313

¿Qué afectaciones pueden tener los niños ante un cambio de colegio?

El cambio de colegio puede darse a partir de diferentes razones, como son: deficiencia en la enseñanza, acoso escolar, cambio de residencia, cuestiones económicas o bajo rendimiento del alumno.

Las afectaciones pueden darse en mayor o menor intensidad, esto se debe principalmente a la forma de ser del niño, su adaptación al cambio, la edad del menor, motivo del cambio de colegio y la forma en como la familia haya llevado el proceso de transición.

  • Pueden sentir nostalgia. Este sentimiento se da por los tiempos felices que tuvo en el colegio que a su vez le hace sentir tristeza. En este caso el motivo de cambio de escuela puede ser cualquiera de las anteriores mencionadas a excepción del acoso escolar.

  • Frustración. Cuando un proyecto o ilusión no se cumple. Quizá el niño deseaba finalizar la primaria junto a sus compañeros y debido a un cambio de residencia está oportunidad se esfuma.

  • Enojo. Es una emoción que se siente en diferentes grados de intensidad y está puede ser demostrada a través de golpes, gritos, malas palabras o empujones. Este se puede presentar cuando el motivo de cambio de colegio es un desacuerdo con los profesores y no se considera al niño como parte de las opiniones. Puede sentirse enfadado sobre todo si era feliz en el centro educativo ya que no había un motivo que realmente a meritara dicha decisión.

  • Tristeza. Esta emoción sucede cuando perdemos algo y su intensidad dependerá de cuanto valor le demos a esa perdida. Si el motivo del cambio es por cuestiones económicas o deficiencia en la enseñanza, el niño puede entrar en un estado de llanto continuo porque dejará de ver a sus profesores y amigos que tanto quiere.

  • Miedo. El miedo es un estado emocional que crea desconfianza ante situaciones desconocidas. Si un niño desconoce cual será su nueva institución educativa y la forma de ser de sus nuevos compañeros, es común que imagine decenas de situaciones que quizá nunca pasen.

  • Ansiedad. Temores excesivos e intensos que pueden provocar sudoración, temblores, aumento del ritmo cardíaco, entre otros. En el caso de que se haya sufrido acoso escolar en la anterior escuela, es posible que crea que en el nuevo colegio volverá a suceder y entrar en pánico. Es bien importante platicar con ellos todos los días, interesarte por lo que sucede a su alrededor, darles tranquilidad, vigilar que esa ansiedad no interfiera en su vida cotidiana ya que podría ser la antesala de un trastorno.

  • Bajo rendimiento escolar. Es bastante común que un niño baje sus calificaciones debido a que el modelo de enseñanza sea diferente, se este más preocupado por hacer amigos o el nivel este por encima de los conocimientos previamente adquiridos por el alumno. Conforme pase el tiempo habrá una estabilidad y se adecuara a su nueva enseñanza, siempre con el apoyo de sus familiares.

  • Felicidad. Emoción que se siente al alcanzar metas o estar satisfecho por algo deseado. En algunos casos, si el niño sufrió bulliyng constantemente, ahora se sentirá aliviado por llegar a un lugar donde nadie lo conoce y puede volver a comenzar una nueva experiencia.

  • Llanto. Se puede dar tanto si se está triste como emocionado. El niño puede sentirse muy afectado durante varios días o semanas. Es importante estar atentos que si este estado emocional dura más de un mes, habrá que considerar pedir ayuda profesional para evaluar la situación.

  • Tranquilidad. Es la serenidad o despreocupación que se siente. Hay muchos niños que tienen mucha facilidad de hacer amigos y su adaptación al cambio es buena. Por lo cual no les costará trabajo adaptarse rápidamente.

Recomendaciones para reducir los efectos negativos por el cambio de colegio


  • No dejar de tener comunicación con los amigos. El apartarlos definitivamente de sus amigos puede adentrar los en un estado de tristeza profunda. Aunque el cambio haya sido por residencia, actualmente existen medios tecnológicos mediante Internet donde se puede mantener el contacto.

  • Tener comunicación con tu hijo. El proceso de transición es muy importante, hay que guiarlos paso a paso sobre lo que va o ocurrir para que puedan opinar sobre lo que a ellos les gustaría o expresar sus inquietudes. Esto les va a ayudar a comprender los motivos y beneficios que obtendrán con este cambio.

  • Visiten en familia el nuevo colegio. Si se familiariza con anticipación con las instalaciones, no se sentirá perdido. Incluso de ser posible, asistir al curso de verano será la antesala para que su primer día de clases tenga seguridad en si mismo.


  • No mentirle y ser paciente. No hace falta decirle que todo será maravilloso, mejor vamos a darle confianza y respetar su espacio para que poco a poco vaya interiorizando los cambios.

Mundo Unicornio es un lugar donde puedes ser tú mismo, divertirte y aprender muchas cosas.

Haydeé Acosta

Psicóloga en formación

Mamá embajadora de Mundo Unicornio



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo